fbpx

[:es]

Algunos estudios científicos han demostrado que tomar tés e infusiones frutales entre comidas aumenta 11 veces las probabilidades de sufrir daños en los dientes. De ser así, ¿qué  le harán las otras bebidas tus dientes?

Los dientes se enfrentan a dos amenazas como resultado de las bebidas que ingerimos: deterioro y erosión. Cada vez que consumimos bebidas con azúcar, las bacterias que viven en nuestra boca pueden utilizar el azúcar para producir ácidos, que disuelve los dientes y provoca deterioro dental.

Veamos cómo afectan las bebidas a nuestros dientes.

Jugos de frutas y smoothies

que hacen los smoothies a mis dientes

La combinación hace que el esmalte de los dientes se suavice y si esto sucede con frecuencia, con el consumo regular de estas bebidas, el esmalte se daña. Con el tiempo, los dientes ven reducido su tamaño y son más susceptibles al deterioro. Hay que tomarlos con moderación y sólo a la hora de la comida. Usar pajitas para beber ayudan porque hacen que el líquido pase por detrás de los dientes.

Refrescos gaseosos y bebidas gaseosas

que hace la cocacola a mis dientes

Los refrescos no deben estar en la dieta de los niños pequeños. A los niños más grandes o los adultos se les puede permitir como un antojo ocasional, con la comida, y en una toma única, para no estar tomándolo todo el día. Fríos y bebidos con pajita ayudan a reducir el daño por erosión.

Té y café

que hace el cafe a mis dientes

Si se consumen sin azúcar, el té y el café no provocan daños porque no causan erosión pero sí que causan problemas. El té y el café manchan los dientes si se consumen con frecuencia. Los tés de frutas se consideran opciones sanas pero tienen que consumirse con cuidado ya que pueden ser ácidos y provocar erosión dental.

 

Agua con gas

que hace el agua a mis dientes

El agua mineral no contiene el azúcar asociada con otros refrescos, como la cola, por lo que se considera una opción sana con pocas probabilidades de provocar daño dental. Sin embargo, cualquier bebida gaseosa contiene ácido carbónico, que provoca erosión. Por esta razón, Steven dice que el agua mineral sólo debe consumirse ocasionalmente y durante las comidas.

Vino

que hace el vino a mis dientes

Tanto el vino blanco como el tinto pueden dañar tus dientes. El vino tinto es peor porque los mancha, el vino blanco causa más erosión. El más perjudicial para los dientes es el vino Prosecco (un vino italiano blanco y burbujeante), porque provoca erosión por las burbujas y por la combinación con vino blanco. Por estas razones, es in vino que hay que tratar de consumirlo sólo a la hora de los alimentos.

Protejamos los dientes

  1. Para reducir el daño a los dientes, reduce el número de veces que consumimos alimentos y bebidas azucaradas durante el día.
  2. Evita picar porque no permitimos que la boca se recupere de los golpes de azúcar
  3. Si eres de los que tiene que beber cosas como Cocacola, hazlo con la comida y nunca a «buchitos» durante todo el día
  4. Cepíllate los dientes dos veces al día con una pasta con fluoruro
  5. Usa pajitas para beber para evitar el contacto con los dientes y aunque no lo creas ¡hay que evitar usar pajitas de plástico! (Esto ya os lo contaremos en otro artículo)
  6. Para los niños pequeños, cuyo esmalte es más delgado, sólo la leche y el agua son bebidas seguras entre comidas

 

 

Esta información y recomendaciones han sido expresadas por Claire Stevens (Dentista del Servicio Nacional de Salud del Reino Unido y Presidenta de la Sociedad Británica de Odontopediatría) para el diario Huffington Post. Puedes ver la noticia completa en https://www.huffingtonpost.com.mx/2018/03/01/bebidas-afectan-dano-dientes_a_23372479/[:]

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies
WhatsApp chat