fbpx

La ortodoncia, hace años, se asociaba con los adolescentes, pero los avances técnicos, científicos y de diagnóstico han logrado que actualmente no haya edad para la ortodoncia y vemos cada vez más adultos en tratamiento.


Pero ¿y qué pasa con los niños pequeños? ¿A qué edad deberían acudir a revisión a una clínica de ortodoncia?

Existen alteraciones dentales, cuando se inicia el cambio a la dentición definitiva, o más frecuentemente esqueléticos, que hacen recomendable o necesario un tratamiento precoz a partir de los cuatro o cinco años, que pueden reportar grandes beneficios al interceptar alteraciones del desarrollo esquelético y alteraciones funcionales, que, con el crecimiento, causan deformidades maxilares y/o mandibulares. A estos tratamientos también se les denomina tratamientos precoces o interceptivos.

Un niño en el cual sus padres, dentista o pediatra observa que presenta alteraciones en su mordida o en sus dientes debería acudir a revisión al ortodoncista. Durante la cita, evaluaremos la sonrisa de tu hijo para ver si requiere tratamiento que generalmente será de corta duración (unos meses). En la mayoría de los casos, el tratamiento no es necesario de inmediato, pero tu ortodoncista querrá vigilar los dientes y las mandíbulas de tu hijo. En este caso, las revisiones pueden ser 1 vez al año.

¿Cuáles son los beneficios del tratamiento temprano o interceptivo?

A medida que maduramos y nos hacemos adultos, los huesos dejan de crecer, por lo que el tratamiento de ortodoncia y sobre todo el que requiera modificaciones ortopédicas, aunque todavía es posible, se vuelve un poco más difícil. Además, si hay un paladar estrecho los dientes no tienen sitio para salir y se apiñarán con severidad.
Si el tratamiento comienza a una edad temprana, tenemos la capacidad de guiar el crecimiento del hueso de la mandíbula y cambiar la posición y el ancho de los huesos del maxilar superior lo cual permite que los dientes definitivos tengan más espacio para erupcionar y que la mordida mejore. Estos son los casos de maxilares estrechos con mordida cruzadas y del crecimiento excesivo mandibular o prognatismo.

En nuestra clínica consideramos muy importante la función y para ello revisaremos que el niño respire bien, mastique bien y degluta bien para crecer bien, con unos maxilares bien desarrollados lo que nos dará una cara bonita y equilibrada. Muchas disfunciones (alergias, amígdalas, vegetaciones, interposición lingual, alergias respiratorias,etc) alteran el crecimiento craneofacial , la posición de los labios y como resultado final altera el aspecto final de la cara

Por eso en muchas ocasiones hay que recurrir al especialista (pediatra, ORL, alergólogo,…) para, en equipo, conseguir un crecimiento equilibrado y armónico de los maxilares y de la cara.

¿Qué debería usted tener en cuenta?

Algunos de los problemas que tu especialista buscará incluyen:

⦁ Dientes de leche que se pierden demasiado pronto o tarde: la mayoría de los dientes de leche se pierden entre los seis y los doce o trece años
⦁ Caries y descalcificaciones
⦁ Dientes delanteros de leche apiñados
⦁ Dientes que no muerden bien o sobresalen mucho (dientes de conejo)
⦁ Mandíbula inferior prominente
⦁ Impedimentos del habla tales como una falta de claridad, dificultad para pronunciar o mala pronunciación
⦁ Hábito como chuparse el dedo, especialmente si el hábito es excesivo o continúa después de los cuatro años
⦁ Hábitos linguales: deglución atípica, interposición lingual
⦁ Respiración bucal por alergias, vegetaciones, amígdalas que alteran el crecimiento de la cara y maxilares

Quién refiere a los niños para el cuidado de ortodoncia.

Por norma general es tu dentista quien da el primer aviso de que quizás deberías llevar al niño al ortodoncista, pero puedes traer a tu hijo directamente para una evaluación y tratamiento en cualquier momento si deseas la opinión de un especialista de ortodoncia.

¿Qué implica el tratamiento de ortodoncia temprana o interceptiva?

El tratamiento interceptivo muchas veces es revisar y tratar los aspectos funcionales (respiración, deglución, alergias, etc) sin necesidad de colocar ningún aparato

Otras veces, en casos sencillos, puede implicar recolocar sólo algún diente (incisivo muy prominente o desplazado hacia el paladar) y para ello aparatos muy simples (rampas, placas removibles con resortes, levantes de mordida) pueden resolverlo en pocas semanas.
Casos muy frecuentes son los paladares estrechos (generalmente por mala respiración o amígdalas hipertróficas) que causan falta de espacio para los dientes definitivos, alteraciones funcionales importantes y asimetrías faciales en adultos y deben corregirse a edades tempranas (4 a 7 años) necesitando para su tratamiento el uso de aparatos ortopédicos fijos, los más eficaces o a veces removibles, para ensanchar el paladar hasta su dimensión normal.


Las mordidas cruzadas que causen desviación lateral de la mandíbula deben corregirse lo antes posible, por la disfunción que produce y la posibilidad de desarrollo ulterior de asimetrías y sobrecarga de la ATM. Además un arco comprimido tiene menos espacio disponible para la dentición definitiva con el desarrollo de apiñamientos al erupcionar los definitivos.
Si la mandíbula es muy prominente (prognatismo mandibular) debe iniciarse un tratamiento ortopédico (frenar el crecimiento de la mandíbula o avanzar el maxilar superior) y la edad ideal es alrededor de los 6 años usando aparatos fijos o removibles o más frecuentemente una combinación de ambos con máscara facial o mentoneras para que frenen o redirijan el crecimiento de la mandíbula.

Los prognatismos mandibulares (mandíbula prominente) y los paladares estrechos deben corregirse a edades tempranas para evitar su progresivo empeoramiento debido al crecimiento.

En cualquier caso lo mejor es que tu ortodoncista te informe con detalle y te ofrezca el mejor diagnóstico médico y solución para tu hijo.

Premisas en un tratamiento interceptivo

Un tratamiento temprano está justificado si es puntual, con unos objetivos claros y delimitados en sus objetivos y en su duración. Para ello hay que tener unos conocimientos adecuados y usar los aparatos mas eficaces que en la mayor parte serán aparatos fijos. No está justificado realizar tratamientos largos de 1, 2 o 3 años con aparatos removibles que hacen difícil la colaboración del joven paciente y por tanto comprometerá el resultado final.

La esencia del tratamiento debe ser una actuación corta, 5 a 9 meses, y eficaz que solucione el problema y dejar que el niño siga creciendo con normalidad.

José Ceballos

En general, simplificando mucho, un tratamiento sencillo que implique pocos movimientos dentales se soluciona en 3 ó 4 meses aproximadamente, usando aparatos removibles o en ciertos casos aparatos fijos multibrackets en pocos dientes.

Diagnóstico: Prognatismo mandibular. Clase 3 dental y esquelética.
Tratamiento: Aparato de expansión y protrusión. (6 meses de tratamiento).

Ventajas e inconvenientes de los aparatos removibles versus fijos en ortodoncia interceptiva

Aparatos removibles

⦁ Indicaciones: casos muy sencillos que implique pocos movimientos dentales. Casos ortopedia mandibular
⦁ Ventajas: en casos seleccionados, puede facilitar la corrección en pocas semanas
⦁ Inconvenientes: Depende de la colaboración del paciente, que muchas veces es difícil de obtener. Pueden perderse o romperse. Voluminosos. Se quitan para comer, deportes, etc con lo cual hay muchas horas al día que no se usan. Se usa y abusa mucho de los mismos con poco criterio y la duración del tratamiento en muchos casos se prolonga mucho más de lo debido comprometiéndose los resultados finales

Aparatos fijos

⦁ Indicaciones: Casos de mediana complejidad que necesita principalmente movimientos esqueléticos (ortopedia). Expansores principalmente
⦁ Ventajas:
No necesitan colaboración del paciente.
Funcionan 24 horas.
Más pequeños y cómodos para hablar y comer.
Más eficaces, menor duración del tratamiento
⦁ Inconvenientes: Necesitan más conocimientos. Pueden irritar las mucosas por ser más difíciles de cepillar y limpiar. La retirada del aparato es mas laboriosa

Seguimiento casos tratados

Una vez finalizada la fase activa del tratamiento interceptivo, puede ser necesaria una fase (corta, unos meses) de estabilización y retención. Una vez finalizada esta fase, las revisiones, ya sin aparatos, se realizaran cada 6 meses o cada año, según el caso hasta tener todas la dentición definitiva y valorar entonces la posible necesidad de una segunda fase de tratamiento con aparatos fijos multibrackets o con alineadores transparente (férulas)

Clínica Dental Ceballos es tu clínica dental en Málaga para este tipo de tratamiento y revisiones dentales

  • Por Profesionalidad y servicio: Los mejores doctores y auxiliares con formaciones continuadas para poder ofrecerte siempre el diagnóstico más acertado y el tratamiento más eficaz
  • Por cercanía y accesibilidad: clínica dental en Málaga super moderna y totalmente renovada para que disfrutes siempre de la última tecnología clínica

Contacta con nosotros:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies
WhatsApp chat