fbpx

Seguramente que estas palabras nos suenan porque o lo hemos sufrido en primera persona, o bien, le ha pasado a alguna persona de nuestro entorno. Y no es de extrañar, porque son dos de los problemas que con mayor frecuencia se nos presentan en la clínica. Es un dolor intenso, invalidante, agudo muchas veces de aparición súbita.

Un flemón dental, cuyo nombre técnico es absceso, es una inflamación localizada en la encía que se produce a causa de una infección bacteriana.

CLÍNICA CEBALLOS

¿Qué es el dolor de muelas?

El dolor de muelas es el dolor provocado por una lesión irreversible del nervio (pulpa) que está dentro de los dientes, ya sea porque el nervio esté inflamado o porque el nervio esté infectado. Cuando el nervio sufre una inflamación suele haber dolor intenso al beber alimentos fríos y/o calientes, también puede aparecer dolor espontáneamente o al tumbarnos por la noche. Si el nervio está infectado, no habrá dolor con alimentos fríos y/o calientes, pero sí a la masticación.

Habrá casos en los que si la infección no se trata y persiste en el tiempo, pueden aparecer quistes en las raíces de los dientes. También puede ocurrir que la infección, buscando una salida, se extienda más allá de las zonas que rodean el diente afectado, alcanzando la cara y dando esa típica imagen de hinchazón. A esto es lo que llamamos un flemón.

¿Qué causa el dolor de muelas?

La causa principal del dolor de muelas es la caries que ha profundizado y llegado hasta el nervio provocando una inflamación del nervio o pulpitis que es la causante del dolor. La caries es la enfermedad crónica más frecuente en el mundo, llegando a afectar al 80% de la población mundial.

El esmalte es completamente insensible, no así la dentina por lo que inicialmente puede producirse un dolor suave e intermitente, especialmente cuando consumes alimentos fríos, calientes o dulces. En sus estados más avanzados puede presentarse un dolor fuerte, continuo y sin causa aparente.

Sólo cuando se afecta la pulpa es cuando el dolor intenso de dientes se manifestará.

Por tanto, es muy importante detectar precozmente esas caries por medio de revisiones y radiografías por parte del dentista, para evitar que su extensión llegue al nervio provocando el tan temible dolor de muelas.

Para su diagnóstico además del cuadro clínico, una radiografía es de bastante ayuda.

Otra causa de dolor dental son los absceso pericoronarios (pericoronaritis)  originado por una muela a medio erupcionar, como frecuentemente ocurre con las muelas del juicio, que causan un dolor intenso con inflamación de la cara (flemón). Por lo general, provoca dolor a la masticación y a la percusión, y en algunas ocasiones también produce movilidad dental, “trismus”, edema de la zona afectada, fístulas supurativas y fiebre.

Para su diagnóstico además del cuadro clínico, una radiografía es de bastante ayuda.

¿Cómo se trata el dolor de muelas?

Lo más importante es establecer un diagnóstico exacto pues no siempre es fácil determinar su origen pues el dolor se irradia a distintas zonas vecinas e independientemente de su intensidad y duración debe ser siempre motivo de consulta urgente con tu dentista. La falta de tratamiento puede conducir a un daño irreversible de la pieza dental, su pérdida, o tal vez a infecciones severas.

El tratamiento del dolor de muelas se encamina de acuerdo a la causa del dolor, así que en ocasiones bastará con la colocación de un empaste, si se trata de una caries simple, o tratamientos de endodoncia, limpiezas o tratamientos más complicados como cirugías.

Lo mas frecuente es que el dolor de muelas venga provocado porque el nervio de un diente tiene una lesión irreversible en algunas ocasiones se produce un flemón como el llamado flemón muela del juicio. Es por ello, que para poder eliminar el dolor tenemos que quitar ese nervio afectado o ¨matar el nervio¨ cómo popularmente se conoce (endodoncia). De esta manera, desaparecerá el dolor pudiéndose conservar el diente.

¿Cómo se mata el nervio? (Endodoncia)

La endodoncia o el tratamiento de conductos es el conjunto de procedimientos encaminados a limpiar, desinfectar y sellar los conductos por donde van los nervios del diente. Hay que tener en cuenta que los dientes, dependiendo de si son incisivos, caninos, premolares o molares, podrán tener más de un nervio por diente, lo que afectará a la duración del tratamiento.

Una vez anestesiado el paciente hay que hacer una cavidad que nos permitirá llegar a los nervios. Durante la endodoncia o tratamiento de conductos, se introducen unas limas finas en los conductos para poder eliminar los nervios. También nos ayudamos de unos líquidos que ¨comen¨ el nervio allí donde la lima no llega a limpiar. Esos líquidos también ayudan a desinfectar los conductos en el caso de que el nervio tenga infección y haya bacterias. Es muy importante conseguir limpiar todos los conductos hasta el final de la raíz para asegurarnos que no nos dejamos ningún resto. Una vez están limpios y desinfectados los conductos, llega el último paso que es sellar esos conductos para que no haya posibilidad de que entren bacterias dando dolores tiempo después. Para saber que estamos llegando bien al final del conducto por donde va el nervio, nos tenemos que ayudar de radiografías que iremos haciendo durante la endodoncia, puesto que el final de la raíz no está visualmente accesible.

¿Es doloroso hacerse una endodoncia?

La endodoncia se realiza bajo anestesia local de igual manera que cuando se hace un empaste. Una vez se consigue dormir el diente, no se sentirá ningún tipo de dolor. Las endodoncias son tratamientos de precisión, muy meticulosos, pues su objetivo es limpiar y sellar herméticamente todo el conducto, pero no por ello doloroso. Una vez se pasa la anestesia es normal tener molestias unos días, sobre todo al masticar. El dentista pautará la medicación adecuada a cada caso, siendo totalmente llevadero el postoperatorio.

¿Es fiable una endodoncia?

Una endodoncia realizada por un especialista en endodoncia tiene un porcentaje de éxito de entre un 90 y 95%. Por lo que es un tratamiento muy seguro si se realiza correctamente. Esos porcentajes de éxito bajan considerablemente si la endodoncia no se lleva a cabo de manera precisa y meticulosa. Por lo que es de vital importancia la elección del profesional que nos va a realizar la endodoncia.

¿Cuantó dura un diente endodonciado?

Un diente endodonciado correctamente puede durar muchos años. La mayor causa de extracción de un diente que está correctamente endodonciado es su fractura mientras masticamos. Esto es debido a que un diente que ha necesitado la endodoncia, es porque en su momento tuvo una caries de gran tamaño. Estas caries suelen destruir bastante cantidad de la corona del diente, quedando paredes frágiles que son más susceptibles de sufrir una fractura mientras masticamos. Tras hacer la endodoncia hay que valorar el grosor de las paredes del diente que queda. Si se considera que no son suficientemente resistentes, habrá que colocar una incrustación o  una corona (comúnmente llamada ¨funda¨), para disminuir el riesgo de fractura durante la masticación.

Cualquier duda puede resolverla contactando con nuestra clínica por teléfono, whasapp o correo electrónico y el Dr Alberto González, especialista en Endodoncia se las resolverá.

  • Licenciado en Odontología por la UCM (2000-2005)
  • Máster en Endodoncia por la UCM (2007-2009)
  • Máster en Ciencias Odontológicas
  • Profesor colaborador del Máster en Endodoncia UCM (2010-2020)

Contacta con nosotros:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies
WhatsApp chat